Información y actualidad sobre vuelos baratos y viajes

Publicado el 12 de marzo de 2012 por: Manuel

Un hotel para exhibicionistas

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

hotel-exhibicionistas

Ahora que se aproximan las vacaciones de Semana Santa y, por extensión, también la temporada de vacaciones de verano, es el momento de prestar atención a aquellos destinos turísticos con capacidad y potencial para dejar satisfecho a casi todo el mundo, cualquiera que sean sus gustos, edad, origen, perfil o condición.

Es obvio, que uno de los destinos turísticos paradigmáticos para tomar un vuelo es la ciudad de Nueva York, lugar de referencia para vacaciones plenas de emociones o escapadas con poder para saturar la agenda del viajero más ávido de conocer y experimentar nuevas sensaciones.

En Nueva York hay de todo y para todos, y buena prueba de ellos es el Hotel Standard, un hotel para exhibicionistas. Si, has leído bien, se trata de una hotel para exhibicionistas que convierte su fachada y sus ventanas en un verdadero espectáculo para viandantes, curiosos, voyeurs y turistas que se acercan a sus inmediaciones con apetitos muy poco confesables.

En efecto, el Hotel Standard está concebido como hotel para exhibicionistas. Eso no quiere decir que si te alojas en sus habitaciones estés obligado a mostrarte en pelota picada, puedes hacer lo que te venga en gana, exhibirte o no exhibirte. La cuestión está en que este alojamiento para hombres y mujeres exhibicionistas intenta atraer a ese perfil de clientes seducidos por la idea de convertir las ventanas de su habitación en una especie de Sodoma y Gomorra de andar por casa, desnudándose delante de las ventanas o entregándose de cara al público a las prácticas más libidinosas y procaces. Las ventanas de este Hotel Standard, el hotel para exhibicionistas de Nueva York, son fácimente visibles desde la calle e incluso desde un antiguo puente que antes servía de soporte al ferrocarril elevado y ahora está convertido en paseo peatonal. Una cómoda tribuna para voyeurs.

Dirigir la mirada a la fachada de este hotel para exhibicionistas puede ser algo similar a contemplar una mezcla del cómic ’13 Rue del Percebe’ y un montón de escaparates del famoso Barrio Rojo de Ámsterdam. Sin duda, el Hotel Standard de Nueva York promete convertirse en una verdadera atracción turística en sí mismo, tal y como lo es desde hace tiempo ese popular barrio de la capital de Holanda, consagrado al lenocinio y a las costumbres poco edificantes, con vistas a la calle.

Ya sabes, si tus hábitos morales son difusos, tu moral relajada y tus costumbres muy liberales, el Hotel Standard de Nueva York puede ser el destino de tu próximo vuelo. Mira este vídeo y sal de dudas. Y mucho cuidadito con lo que haces ahora, que estamos en Cuaresma y no es plan.

Share and Enjoy

Buscador de vuelos baratos
Origen
Destino
ida y vuelta sólo ida
Fecha ida Fecha vuelta Adultos
Opciones avanzadas
(escalas, niños)
calendario calendario
Comparar también en:
Buscar
La búsqueda será lanzada en una nueva ventana. asegúrese de quitar el bloqueador de Pop-Up’s

1 comentario | Añadir un comentario

  • No hay vacunas contra el Marketing Viral

    abril 20, 2013 | 1:27 pm

    [...] Pero, ¿qué ocurre si invertimos el concepto de ‘habitación con vistas’? Una interpretación simple y superficial nos llevaría a hablar de ‘habitación visible’, es decir de una habitación de hotel que facilitara la posibilidad de que el cliente fuera observado por otros desde el exterior, en un desafío al más básico ejercicio del pudor. En definitiva, estaríamos hablando de habitaciones de hotel para exhibicionistas. [...]

Añadir un comentario